Quiero que vueles como tu, no como yo.

 

Nunca pensé que los eventos que voy a comentar ahora me llevaran a un despertar totalmente casual, a tener una conexión casi perfecta en el tiempo para que me diera cuenta de cómo somos, nuestra esencia

PoPrimer evento: Hace unos años vi la película Kung Fu Panda, la tercera parte, desde entonces no he dejado de verla cada vez que la ponen en el canal HBO, no sabía porqué me gustaba especialmente ese episodio hasta hace cosa de un mes. En ella Po, el protagonista, se da cuenta de algo que le había enseñado su maestro Shifu. Concretamente la escena es cuando su padre, el panda, le dice: “Puedes enseñarnos a ser como tu” a lo que Po responde muy emocionado: No tengo que convertirlos en mi, tengo que convertirlos en ustedes” (no tenía el menor de los sentidos).

Muchas veces les digo a mis copilotos: “ No quiero que vueles como yo, quiero que vueles como tu”.

Segundo evento: Sobre abril de este año, tuve el honor de ser entrevistado por el periódico ABC sobre terapias naturales, mi disciplina, el coaching deportivo junto con acupuntura. En ella me preguntaron cuál era el propósito de mi trabajo, a lo que yo IMG_5868respondí algo así como: “ Mi propósito es convertir a cada persona en la mejor versión de ellos mismos”. (No se si se va notando un patrón aquí).

Tercer evento: Llevo arrastrando una epicondilitis (codo de tenista) desde hace algo más de un mes, y con esta lesión fui a entrenar a Japón a finales de julio con el maestro Dr Masaaki Hatsumi, en la ciudad de Noda. Durante un una sesión, entrenando con un compañero de Estados Unidos, el me enseñó a cómo aprovechar el movimiento del cuerpo para que esa lesión no me afectara tanto, y yo le enseñé las bondades de improvisar, porque nosotros los españoles nos encanta improvisar.

Cuarto evento: Llegué a Vietnam y una semana después tengo una lesión en el pie derecho que me impide caminar, correr con fluidez y hacer musculación en el gimnasio.

La planificación en los entrenamientos, en las finanzas, tanto personales como profesionales, en la nutrición es muy importante, yo diría que vital, pero hay 2 aspectos que solemos olvidar

  • Los eventos planificados, no siempre se cumplen a rajatabla
  • Siempre surgen eventualidades que nos rompen los planes.

¿Por qué nos empeñamos en ser alguien que no somos?

Llevo en Vietnam desde hace casi 3 años, y he aprendido que, por mucho que planifique las cosas, no puedo predecirlo todo, por lo que he aprendido a ser como yo, a improvisar, a adaptarme. Me he dado cuenta que los únicos días que puedo planificar volarcosas como entrenamientos, invertir en bolsa, son mis días libres (alrededor de 10 días al mes) pero  y ¿el resto del tiempo?, la respuesta es sencilla. Mi programación cambia tanto, que ya no me importa a donde vuelo, solo me importa cuándo me despierto y dónde duermo, porque al final, volar un avión es igual volarlo en Vietnam que en China.

Con los entrenamientos y con el resto de actividades ocurre lo mismo. Entrenar en Vietnam, China o Grecia es lo mismo.

Yo tenía una planificación muy bien detallada sobre mis entrenamientos, pero con estas dos lesiones que sigo teniendo a día de hoy, me he visto obligado a improvisar y adaptarme. ¿Cómo?, Muy sencillo, uso ejercicios de bajo impacto, como por ejemplo la natación, y cuando se trata de musculación hago electroestimulación, una alternativa bastante interesante para cuando estás lesionado o no, que te ahorra bastante tiempo.

Vamos a volar, tu como tu y yo como yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s