Mi héroe…

Siempre hablo de mi madre, pero en esta ocasión me gustaría escribir sobre mi héroe, que no es ni más ni meno11149495_10153155536246132_3257272877748175095_ns que mi padre. Don Rafael, como lo llamo yo, y nos morimos de la risa.

A el le debo que me iniciara en las artes marciales a la edad de 7 años en Karate, luego con 14 en Taekwondo. Tengo que agradecerle que me inculcara la disciplina de hacer deporte y estar sano.

Me entrenaba al fútbol cuando sólo tenía 5 años y me hacía vestir la equipación de la Unión Deportiva Las Palmas (luego me compró la del Real Madrid, con el número 7 a la espalda de Butragueño) y yo le pagaba haciéndole correr cuesta abajo del parque Garcia Sanabria en Santa Cruz de Tenerife, cuando le tiraba la pe38306_415769686131_3688480_nlota…madre mía lo que sudó ese hombre.

Cuando estuve en mi primer equipo iba a verme jugar y siempre me corregía, lo que debía y lo que no debía hacer. Cuando iba a verme entrenar y competir Taekwondo no decía nada. Supongo que sufría por verme pelear, pero eso nunca lo dijo ni lo dirá.

Mi padre es el mejor padre del mundo (claro!! qué voy a decir yo!!). Ha cometido errores, comete y cometerá, como todo hijo de cristiano. Ha sabido pedir perdón cuando tocaba, y cuando no toca … no pide perdón… ese es su carácter y nadie lo va a cambiar ahora con 85 añazos de juventud que tiene.

Lo que más me asombra de mi padre es su capacidad de aprendizaje y de adaptación. El es un ninja camuflado. El es lo más parecido a la famosa frase de Bruce Lee “Be water my friend”.

El agua se transforma en una taza de café, también en una botella, y también adapta a una tetera, pero cuando golpea lo hace de una manera descomunal, como un Tsunami. Por cierto, a mi padre nunca le pararon un penalti o una falta tirada por él cuando jugaba a la pelota… (Nota del autor).

Por eso no me queda más remedio que hablar del agua. Esa cosa que está en todas las demás. A estas alturas deberíamos saber que el cuerpo humano está formado por un 70% de agua, el resto, hoy, da igual.

Por lo que necesitamos el agua para vivir. También sabemos que podemos aguantar 1 o 2 semanas sin comer, pero agua-gotabajo ningún concepto sobreviviríamos a más de 3 días sin agua.

En el deporte la hidratación es muy importante, está estudiado cuánto y cuándo se debe tomar, hasta a qué temperatura, por eso no vale beber por beber. Hay que estudiarlo.

Yo por lo pronto, estudiaré cómo ser como mi padre… Agua…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s