La fiebre

fiebre-sabado-nocheEs indudable decir que la moda y los hábitos de las personas han ido evolucionando o cambiando con el tiempo. Hemos tenido la fiebre del sábado noche, la marcha madrileña, el guateque.. Ahora estamos en la era digital, y con ello muchas cosas buenas pero también otras malas.

En estos momentos estamos viviendo “la fiebre del selfie”. Aquí en Asia es un problema muy gordo (a mi parecer), hay incluso agencias que han hecho anuncios publicitarios para concienciar a la gente del daño que están haciendo las nuevas tecnologías, sobre todo a nivel de inteligencia emocional

Hace poco, gracias a los cursos de coaching que he hecho, he encontrado mi propósito de vida, dicho así parece que flipo en colores, y para ser sinceros… si… lo flipo. Flipo porque he encontrado la manera de ser útil, tanto a mi sociedad en España, como aquí en Vietnam.

Si has seguido mínimamente este blog, sabes que todo lo que hago está relacionado. Y mi “propósito” lo empiezo por algo que conozco un poco, como es la aviación. Hace relativamente poco también, he conseguido ser instructor de trabajo en equipo en mi empresa. Y creo que poco a poco estoy cambiando algo en la “Sociedad de mi empresa”.

Volando con un copiloto filipino, con el que me llevo muy bien, me preguntaba sobre el arte marcial que practico, más que nada sobre la  filosofía, tiene 45 años y siente como la práctica está lejos para él, por lo que sus intereses son otros. Yo le conté la visión que he intentado transmitir en mis cursos de protección personal – Ichi go Ichi e –  y le encantó.

Pasado un tiempo volvimos a coincidir en una secuencia de vuelos fuera de casa, y por ese motivo pasamos mucho tiempo juntos. Me agradeció enormemente el concepto de Ichi go Ichi e. Me contó que su mujer, y sus hijos también, son unos enfermos del selfie. Fueron a un sitio precioso al norte de Vietnam llamado Halong Bay, en un crucero por halong baybarco precioso, pero tanto sus hijos como su mujer no hacían más que sacar fotos y selfies. Les contó el concepto de Ichi go Ichi e, y ahora su mujer (que es muy sensible) cada vez que ve alguna puesta de sol, o un lugar digno de disfrutar, deja a un lado su móvil y no puede evitar soltar alguna que otra lágrima.

Esta fiebre del selfie está bien, hay que inmortalizar momentos únicos con gente excepcional, pero no hay que perder de vista el conjunto.

Una fiebre es el primer síntoma de que nuestro cuerpo está reaccionando ante algo extraño, es un mecanismo de defensa de alerta para que hagamos algo para curarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s