Yo = Cte.

La semana pasada encontré otra fórmula de vida de esas que me encantan. Y la quiero compartir porque puedo decir que me encuentro en una época de mi vida en la que soy la mejor versión, a día de hoy, de mí mismo. Yo = Cte.

Soy un estudiante de artes marciales, más concretamente el ninjutsu, pero para ello desarrollo mi actividad principal es ser comandante de una empresa aeronáutica (la Ninja-Shadow-3abreviatura de esto es cte., ya empezamos la locura). El ninjutsu, es el arte marcial que practicaban los ninjas y no va de tíos vestidos de negro, con capucha y matando en una marea de sangre. Vamos vestidos de negro eso si, pero lo otro no. Ninjutsu son dos palabras distintas; nin, que significa perseverancia, constancia, paciencia (que por cierto la abreviatura de constante es cte. ;))y jutsu que significa arte. Por lo que el ninja es aquel que practicaba la paciencia y la perseverancia, a través de su vida cotidiana como podía ser mantener sus tierras cultivadas (que por cierto, tenían un arma muy parecida a la hoz).

Cualquier persona que sea paciente, y que haga de ello una forma de vida, estará practicando ninjutsu aunque ellos no lo sepan. A esas personas os invitaría a “estudiar” ninjutsu, con alguien autorizado por la Bujinkan.

Esta forma de vida me ha ayudado muchísimo en todo lo que he hecho. El camino del piloto no es nada sencillo, a pesar de lo que la gente pueda pensar, y ya lo explicaré con detalle en otro post.

Se dice que es una carrera de fondo que llega el que más aguanta, el más paciente y no el que más corre.

En el deporte también me ha ayudado las artes marciales. Ya expliqué que hasta hace poco sufría de asma, alergia. Pero eso no ha evitado que la semana pasada terminara una prueba de resistencia y fuerza llamada RedBull Champion Dash, aquí en Vietnam. Se trata de 5 km con 12 obstáculos al más puro estilo espartano, saliendo  a las 8:40 de la mañana y llegando una hora cuarenta después.

Llegado a este punto he de decir que me encanta la frase “lo importante es participarsiendo una gran mentira. Lo importante no solo es participar, ganar lo es más.

Como siempre… me explico antes de que os tiréis a mi cuello. Una vez, una novia que tuve constanteme preguntó que si era la mejor de las novias que había tenido. La pregunta me hizo mucha gracia, pero me dio que pensar, que lo importante no es ser el primero ni el último, si no el mejor.

Para ser el mejor hay que trabajar duro y ser constante, y competir, ser competidor y competente. Y por supuesto participar.

En la carrera me di cuenta de esto. Iba muy cansado ya en el último kilómetro, mi cabeza podía más que mi cuerpo, pero cuando veía a gente que había salido a las 7:20 y que podía adelantarlas, me cargaba de energía como si me llevara el mismísimo diablo. ¿Era importante participar o adelantar a esa persona?. Los procesos de la motivación personal son inescrutables.

Aquí quiero matizar, siempre es bueno participar, y las competiciones deberían ser contra uno mismo, cada día ser un poco mejor, cada día superarse más, cada  día batir tus propios registros. En definitiva, hay que ser constante para llegar a ser la mejor versión de uno mismo. Y solo conozco un camino para llegar a este estado y es  la constancia, la perseverancia, es decir, el camino del nin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s